17 julio, 2024

Mató a su mujer y lo enviaron a la cárcel

"Eso fue una muerte anunciada". Así describieron algunos allegados a Sandra Milena Vera González, el trágico desenlace que tuvo la mujer, de 40 años, la mañana de ayer, luego de discutir con su pareja, Juan Alfredo Beltrán Beltrán, de 50. Según se conoció, las discusiones y las amenazas que incluían intimidaciones con la pistola que finalmente, al parecer, accionó ayer Beltrán en dos oportunidades contra la mujer, fueron constantes en la relación que se prolongó durante al menos 17 años. "Siempre que discutían, él la amenazaba con la pistola. Incluso, al hijo mayor de ella, que no es de él, también lo amenazó con el arma y lo echó de la casa un tiempo", aseguró una persona que conocía a la víctima. Al parecer, la mujer decidió separarse de Beltrán, pero este la buscó insistentemente y la hizo regresar a su hogar. La seguidilla de amenazas llevó ayer a Beltrán a cometer el crimen de su pareja, que, a pesar de que los médicos la sometieron a una cirugía, no pudieron salvarle la vida, en la clínica San José. Mientras los galenos intentaban salvar a Vera González, afuera del centro médico la escena era tensionante, mientras uno de los hijos de la mujer le reclamaba con furia al agresor, que fue detenido por la Policía Metropolitana de Cúcuta. La llegada Un policía que estaba en la clínica, se percató de la llegada de la camioneta blanca marca Toyota TXL, de placas MIS 971, de la que descendieron los dos hijos de la víctima, pidiendo angustiosamente que ayudaran a su mamá. En el vehículo también llegó Juan Beltrán, por lo que de inmediato, el uniformado se acercó y verificó todo lo ocurrido. "El joven se untó las manos de sangre y se la pasaba a ese señor por la cara y le decía que esa era la sangre de la mamá, que lo odiaba", dijo un testigo. Según se conoció, el mismo hijo de la víctima le indicó al policía que él estaba armado, por lo que de inmediato, el uniformado lo capturó por ser el presunto responsable del hecho. "Inicialmente se detuvo por homicidio,

Juan Alfredo Beltrán Beltrán fue enviado a prisión para que responda penalmente por el asesinato de su esposa Sandra Milena Vera González, en Cúcuta (Norte de Santander).

Un fiscal de la Unidad de Reacción Inmediata (URI) le imputó los delitos de feminicidio agravado y porte ilegal de armas de uso privativo de las Fuerzas Armadas. Un juez consideró que había los elementos probatorios necesarios para avalar la solicitud de medida de aseguramiento en un centro carcelario.

Beltrán Beltrán fue llevado a una estación de Policía para dejarlo en un calabozo, mientras definen cuándo podría ser su traslado a la Penitenciaría de Cúcuta.

Según se pudo conocer, la Fiscalía cuenta con testimonios de los hijos de Sandra Milena, así como de amigos, que contaron cómo él la maltrataba y amenazaba con el arma, cada vez que tenían una discusión.

Además, los peritos forenses del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) recopilaron otros elementos durante la inspección judicial y los resultados de las pruebas que le hicieron al arma con la que Juan Beltrán le disparó en dos oportunidades a su esposa, también fueron claves.

La trágica historia se presentó la mañana del jueves 16 de septiembre, luego de que la pareja saliera del gimnasio donde acostumbraba a ir todos los días.

Según versiones de allegados, los esposos entraron al conjunto residencial donde tenían su vivienda y el agresor estacionó la camioneta frente a la casa, cuando de repente se oyeron los dos disparos que recibió la mujer en la cabeza y el pecho.

El comportamiento violento de Juan Alfredo Beltrán pasó de la discusión y amenazas, al homicidio. El hombre sacó su arma y le disparó a Sandra Milena. A pesar de que su hijo la llevó rápidamente a una clínica y los médicos la sometieron a una cirugía, no pudieron salvarle la vida.

LA OPINIÓN

About Post Author